jueves, 7 de agosto de 2008

Tren a las nubes

El letargo del Tren a las nubes, llegó a su fin.
Lamentarán los durmientes su lento despertar.
Se escucha el trepidar de hierros amanecidos, al desperezar los rieles.
En el andén Salta el resplandor de expresiones y colores forasteros.
Con su trafagar esperan Valle de Lerma y la Quebrada del Toro, El Alisal ,estación Ingeniero Maury, Puerta de Tastil, la estación Diego de Almagro - donde se yergue el Nevado de Acay -, San Antonio de los Cobres y el Viaducto La Polvorilla.
Viaje con relojes caudalosos de biografías y desatinos.
Viaje de vagones con carga de pasado y cúmulos de presente, que portan latidos ávidos de aires altos.
Tren a las nubes y a la paz de los vuelos sin tiempo.
Tren a las nubes, donde el dominio del cóndor es débil y el del sol es soberano.
Tren a las nubes, ellas, que ocupan el nivel mas bajo de mis aires.

2 comentarios:

El hada del Sur dijo...

Me recuerda tu escrito a los viajes por tren con su romanticismo y belleza. Los sueños en los que se repiten continuamente la aparición de los trenes y las maletas que cargamos a cuesta y que tenemos que dejar atrás y no queremos soltar. Los caminos de la vida siempre estan representados por los viajes.
Te felicito. Me gusta como escribes. Te mando buenas vibraciones de un hada del sur.

Matías dijo...

Sueño con conocer el Tren de las Nubes durante mis próximas vacaciones! ojala podamos irnos en familia y pasar una estancia soñada. Espero encontrar Hoteles en Salta con los mejores servicios. Saludos